Puntos de recarga de vehículo eléctrico

Los coches eléctricos puros o los híbridos enchufables han llegado para quedarse.

Instalamos puntos de recarga para coches eléctricos

Resolvemos todas tus dudas sobre los vehículos eléctricos y sus puntos de recarga.

¿En qué condiciones es adecuado un coche eléctrico?

Si tienes un garaje en propiedad o una plaza de aparcamiento de un garaje comunitario y quieres un vehículo fundamentalmente para moverte por la ciudad -porque eres urbanita y valoras las comodidades-, y además eres respetuoso con el Medio Ambiente, entonces el coche eléctrico está hecho a tu medida. Evitarás tener que repostar y tendrás todo lo que necesitas al salir de casa. También es ideal para autónomos, taxistas, flotas de vehículos urbanos (por ejemplo servicios técnicos), etc.

Cómo y dónde recargar tu vehículo eléctrico

Sólo hay una manera de recargar un coche eléctrico: enchufándolo a una red eléctrica. La recarga eléctrica puede hacerse en el garaje de casa con una toma convencional o con otra de más potencia o en una plaza de aparcamiento en garajes comunitarios.

Tipos de recarga según el tipo de conector
  • MODO 1. Toma doméstica tipo Schuko sin comunicaciones entre infraestructura de carga y vehículo eléctrico.
  • MODO 2. Con enchufe doméstico tipo Schuko y caja de control en el cable. Sólo permite la carga normal de hasta 3,7Kw 16A.
  • MODO 3. Punto de carga dedicado, tipo Mennekes (el estándar en Europa), con control y protecciones en el mismo punto de carga, Permite tanto la carga normal como la semirrápida.
  • MODO 4. Carga rápida, en corriente continúa hasta 125A y con conectores específicos.
Tipos de recarga según la velocidad de carga

Dependiendo de la velocidad de carga podemos diferenciar entre tres tipos: carga normal (hasta 16A 3,7kw), semirápida (hasta 32A 7,4kw) y rápida (a partir de 32A), dependiendo del voltaje y amperaje del punto de carga. Lo ideal es hacerlo por la noche, cuando la demanda energética es más baja y las tarifas más económicas.

  • CARGA NORMAL Habitualmente en Modos 1 y 2. Enchufe tradicional y con una caja de control. También puede hacerse en un Modo 3 (punto de carga dedicado).
  • CARGA SEMIRRÁPIDA Siempre en Modo 3 (punto de carga dedicado).
  • CARGA RÁPIDA O MODO 4, es un punto de carga en corriente continúa que permite la carga de la batería en 20-30 minutos.
Tipos de puntos de recarga

punto de recarga doméstico

Doméstico

punto de recarga vehiculo electrico aparcamiento

Aparcamiento multiusuario

punto de recarga electrico en zona pública

Zonas públicas

La recarga eléctrica puede hacerse en el garaje de casa con una toma convencional o con otra de más potencia. Según el lugar y el destino del punto de carga podemos diferenciar dos tipos de carga.

El tipo de carga en un punto destinado a un vehículo en concreto se le llama Carga Vinculada (por ejemplo la casa o el trabajo) y generalmente son cargas normales o semi rápidas, ya que contamos con el tiempo suficiente para recargar la batería.

Si estás en carretera o por ciudad y tienes oportunidad de cargar el vehículo deberás acudir a uno de los puntos públicos de recarga que hay distribuidos a lo largo de la geografía española. Este tipo de carga se denomina Carga de Oportunidad (por ejemplo en un centro comercial o una electrolinera) y pueden ser de los tres modos.

Cuánta autonomía tiene un coche eléctrico

Los automóviles eléctricos son cada vez una opción más real de compra. Los precios ya no son tan elevados como antaño y su autonomía ha ido en aumento. En estos momentos es posible encontrar coches con autonomías reales de 350 km.

Qué velocidad tiene un coche eléctrico

La velocidad tampoco es ningún problema para los coches eléctricos. De hecho suelen presentar capacidades de aceleración y velocidades punta muy superiores a un turismo con motor de combustión.

¿Qué coste tiene el consumo eléctrico frente al de combustible tradicional?

Su coste de utilización es de entre 1,50 € y 2 € cada 100 km. La factura energética es mucho más barata que la de un vehículo térmico, independientemente del modo de recarga utilizado.

Puntos de recarga en viviendas unifamiliares

En una vivienda unifamiliar con garaje el reglamento electrotécnico de Baja Tensión en su ITC BT-52 dice que debemos tener un circuito exclusivo que no podrá superar los 9,2 kW de potencia.

En estos casos el punto doméstico de recarga, cuenta con un conector específico para la recarga de coches eléctricos. Esta base funciona desde 16 A, unos 3,7 kW de potencia, aunque admite más potencia de recarga, lo cual implica una instalación con cable con mayor sección (y un suministro eléctrico también de más potencia, como es obvio). Este tipo de conector da la posibilidad además de comunicación e integración en una red eléctrica inteligente (smartgrids).

Puntos de recarga en Comunidades de Propietarios.

En edificios de nueva construcción: el Real Decreto 1053/2014 establece que en los garajes comunitarios de edificios de viviendas debe haber una preinstalación, es decir, una conducción común para luego hacer más fácilmente las derivaciones a cada plaza de garaje. Hay que tener en cuenta que no obliga a que haya estaciones de recarga propiamente dichas.

En el caso de edificios existentes de viviendas, con plazas de garaje en un garaje comunitario, caso muy habitual en España, casi ningún garaje tiene enchufes, y si tiene alguno, es de la comunidad por lo que no podremos hacer uso privativo de él.

Instalar un punto de recarga en un garaje comunitario

En el caso de una plaza de garaje individual en un garaje colectivo la Ley de Propiedad Horizontal se modificó para simplificar y facilitar la instalación. El 23 de noviembre de 2009 se publicó en el BOE número 283 la Ley 19/2009, de medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y de la eficiencia energética de los edificios, y en su artículo tercero se modifica la Ley de Propiedad Horizontal para que no haya que someter la instalación a la aprobación de una junta de propietarios.

Para instalar un punto de recarga en un garaje comunitario, solo es necesario informar por escrito al Presidente de la comunidad o administrador de la finca, de que se va a realizar la instalación, y guardar copia del documento con fecha y sello o firma.

En la actualidad ya se encuentra vigente la instrucción técnica complementaria número 52 del Reglamento electrotécnico de baja tensión (REBT) (ITC-BT-52), que regula la infraestructura de recarga para vehículos eléctricos en todo tipo de garajes.

Hay varias formas de proceder para instalar un punto de recarga para vehículos eléctricos, pero por supuesto siempre realizándose la instalación por un instalador electricista autorizado, y conforme al REBT, de modo que se garantice la calidad y seguridad de la instalación, con un sistema de protección de línea contra contactos indirectos y contra sobretensiones.

Garaje del mismo edificio en el que vivimos

Si el garaje es del mismo edificio en el que vivimos, lo más razonable es realizar una derivación de nuestra instalación eléctrica individual hasta la plaza de garaje, aprovechando el mismo contrato de suministro eléctrico de la vivienda, desde el propio contador de nuestro suministro eléctrico. Normalmente la centralización de contadores se encuentra en la planta cero, y como las plazas de garaje suelen estar en la planta cero o en planta sótano, la distancia desde el contador hasta el punto de recarga será menor, y se optimizan los costes de instalación. Esta opción requiere de contador eléctrico digital (o electrónico).

Para un punto de recarga particular, en principio nos vale con una potencia de 3,7 kW (16 A), en general suficiente para recargar durante toda la noche en tarifa valle.

Como la idea es recargar el coche eléctrico durante la noche, en tarifa valle, cuando la electricidad cuesta menos, es poco probable que coincida la recarga del coche con otros consumos, así que puede que con la potencia eléctrica contratada que tengas actualmente sea suficiente. Es importante fijarse en qué grado de electrificación tiene la vivienda, pues lo que estamos haciendo es una ampliación de la instalación existente. El electricista que realice la instalación ya estará pendiente de esto.

Con un nuevo suministro

En este caso no se realiza la instalación de la línea eléctrica para el punto de recarga derivando desde un contador existente, ya sea del usuario, ya sea del garaje, sino que se contrata un nuevo suministro eléctrico, con el coste fijo mensual o bimestral correspondiente, y con su contador principal propio.

Es decir, con esta solución tendríamos un contrato para la electricidad de la casa, con sus correspondientes facturas periódicas, y también tendríamos un contrato para la electricidad del punto de recarga, a su vez con sus correspondientes facturas. Es decir, es una solución más cara para el usuario.

La desventaja de contar con una línea de suministro específica para el punto de recarga es que nos gastaremos algo más cada mes por la potencia contratada y alquiler de contador del segundo contrato de electricidad

Desde el contador del garaje

Si la plaza de garaje no está en el mismo edificio en el que vivimos, o bien si no es posible realizar la derivación desde el contador del propio usuario porque resulta muy difícil técnicamente, por cuestiones relacionados con el edificio, se puede hacer la derivación desde el contador eléctrico del propio garaje.

Más allá de esta diferencia, la instalación no cambia apenas con la derivación desde el propio contador individual. Se hace imprescindible un contador secundario en la derivación que servirá para que la comunidad de propietarios del garaje cobre al usuario la electricidad que consuma su punto de recarga, y se lo pasen por ejemplo mes a mes con la cuota de la comunidad correspondiente.

Para este caso obviamente no solo es suficiente con informar a la comunidad de propietarios, sino que esta debe aprobarlo.

A través de un gestor de carga

En este caso, en lugar de que sea el propio usuario el que costee la instalación, y pague a la compañía eléctrica por el suministro y el consumo, puede hacerlo a través de un gestor de carga, que es una empresa que, sin ser una compañía eléctrica, se ocupa de soluciones de recarga de vehículos eléctricos y puede revender electricidad.

En este caso la instalación, con el nuevo suministro y contador, así como el propio punto de recarga, lo paga el gestor de carga, y luego mensualmente el usuario paga al gestor de carga lo que se haya estipulado. Es decir, en este caso se paga el servicio, además del consumo. Suele haber soluciones tipo «bono» (con tantos kWh incluidos) o tipo «tarifa plana», según el caso.

Esta solución puede ser útil sobre todo en garajes muy grandes, o para personas que alquilan la plaza de garaje (cuando se van, dejan de pagar el alquiler de la plaza, dejan de pagar el servicio del punto de recarga, el gestor se lleva el punto, y todo sigue como antes).

Puntos de recarga en parkings nuevos de uso público, oficinas y empresas.

En cambio en los aparcamientos nuevos, de flotas, empresas, oficinas y uso público, es obligatorio que haya 1 estación de recarga cada 40 plazas de aparcamiento.

Aprovecha las ventajas de los vehículos eléctricos

Cuenta con nuestros puntos de recarga para aprovechar todas las ventajas competitivas de los coches eléctricos puros o los híbridos enchufables.

x

Son más silenciosos

Menos contaminantes

conducción es muy cómoda

mantenimiento reducido

motores más compactos, ligeros y simples

Accesibilidad gratis en grandes ciudades

Se recargan cuando están parados

Fuente de energía renovable y sostenible

coste energético por km de la carga eléctrica reducido

Independencia con respecto al petróleo, un recurso limitado

la vida útil de la batería siempre es mayor que la del vehículo

Empujan desde 0 RPM entregando el par motor al instante

Puntos de recarga de vehículo eléctrico contacto innotec

CONTACTA CON INNOTEC

Teléfono horario comercial: 976 54 73 32

Teléfono Urgencias: 648 072 005

Email: info@innotecgrupo.com

¡Llámanos o escríbenos y te llamamos gratis!